El Centro Histórico: un paraíso urbano

La mayoría sabemos que ir al Centro Histórico de la Ciudad de México es toda una osadía: desde las rutas de acceso hasta los medios de transporte tan alternativos, que van desde un sencillo viaje en metro, hasta un peculiar y folclórico viaje en bicitaxi.

Y es que el centro tiene este tono tan característico donde uno se encuentra casi “de todo”, desde barrio chino, similar a los que encontramos en las grandes metrópolis de los EEUU, hasta un mercado lleno de excentricidades como lo es La Merced.

Caminar por el andador Madero, escuchando de los bellísimos organilleros interpretar sones clásicos mexicanos como el “Cielito lindo” sólo me inspiran a pensar en toda la historia que hay detrás de esto.

Tanto de día, como de noche existe toda una amplia variedad de opciones para comer: gorditas, pizza, restaurantes asiáticos,  quesadillas (y la controversia de si siempre lleva queso), pero mis favoritos siempre serán los tacos.   

Y es que, ¿te has puesto a pensar el origen de esta joya mexicana? En el desayuno, en la comida y en la cena: nunca es muy temprano o muy tarde para comer tacos. Realmente, he visto que en México hay tacos “de todo”

Investigando más a fondo, descubrí que el famoso taco es definido por la RAE como “tortilla de maíz enrollada con un alimento dentro, típica de México”, el taco ha servido como alimento por un tiempo tan extenso casi como la existencia de la tortilla, es decir, al menos 500 años.

¿Por qué se comen en la calle? Martha Chapa en su libro “Los tacos de México”, menciona que debido a que en la época prehispánica se acostumbraba a comer en la calle, es que actualmente se vende este tradicional platillo en puestos por las principales avenidas de ciudades.

Y no sólo eso, también existen muchísimas variantes del taco a lo largo y ancho de la República Mexicana, ya sea por el tipo de tortilla o por el guiso con el que se preparan: al pastor, pescado, carnitas, cochinita, barbacoa, plaza, canasta e incluso hasta su adaptación americana: los burritos.

No es sorpresa... los tacos forman parte indispensable de la pirámide alimenticia del mexicano.

¿Cuáles son los tuyos?